Paseo de Reding Nº 43 - 29016 Málaga (España) De Lunes a Viernes de 10 a 19 horas (+34) 952 912 893

Etiqueta: ponerse pelo

Ponerse pelo - Tricología e Historia

Ponerse pelo - Tricología e Historia

Ponerse pelo es una de las modas que más pacientes ha movido en los últimos 15 años, teniendo un crecimiento exponencial año tras año. Con la llegada de la técnica FUE, en nuestro caso Safir FUE, y sus mejoras, recuperar pelo (puedes leer más sobre recuperar el pelo haciendo clic aquí) se convierte en la versión estética de los hombres y algunas mujeres, por sus buenos resultados, logrando hacer desaparecer los claros del cuero cabelludo. Pero antes de dar más datos, pasamos a definir ¿qué es la tricología?

La tricología es la ciencia que estudia el pelo y el cuero cabelludo. Se engloba en la dermatología; incluye áreas especializadas tales como la dermatología capilar, la cirugía capilar o estética, la parasitología capilar, la genética capilar, la biología, la psicología o la nutrición, etc. En la tricología el factor estético es muy importante, al ser muy visible por el entorno el estado del cabello, por lo que la persona puede quedar traumatizada.

Aquí puedes leer los 8 Tips para mantener un cabello sano con una dieta equilibrada

Historia

La tricología es una de las ciencias relacionadas con el cuerpo humano relativamente moderna (s. XIX en la Inglaterra Victoriana). Hasta ese momento se pensaba que los pelos eran secreciones del cuerpo. Aristóteles en el siglo IV a.C. consideraba el cabello como una especie de deshecho que se endurecía al contacto con el aire. En la Edad Media creían que el cabello era otra vía de escape para las impurezas del organismo. Con los estudios de anatomía humana del s. XIX se mostró la estructura del cabello y se expusieron las funciones del cabello.

¿Qué es un Tricograma?

El Tricograma es un análisis profundo y pormenorizado del cabello de una persona; posibilita hacer un diagnóstico personalizado. Se trata de extraer cabellos y analizarlos a través del microscopio. La información que aporta: las diferentes formas y estados en los que se encuentra el cabello, así como sus fases de crecimiento y detalles como el color y la forma del bulbo, su grado de angulación o el diámetro del tallo piloso. En definitiva, el tricograma es la fundamental para realizar un buen diagnóstico para un futuro tratamiento capilar.

Álvaro Carrellán - Tricograma - Ponerse pelo - Trasplante capilar
Imagen capturada de vídeo en Youtube. Haciendo clic en la imagen podrás ver el vídeo completo (se abrirá una ventana nueva)

Resultados negativos en el trasplante capilar

Uno de los fines del trasplante capilar es poder recuperar el cabello (aquí puedes saber más) del paciente con el mejor resultado natural posible al ponerse el pelo.

Sin embargo, se han producido resultados negativos debidos a:

  • 1) Implantes muy grandes o muy marcados (pelo de muñeca)

El uso de un punch de 4 mm (ahora oscilan entre 0,4 y 0,8 mm) generó, hasta los años 80, una oleada de pacientes intervenidos con resultados poco naturales. A partir de los 90 evolucionó la técnica y los resultados eran más naturales. Generalmente, la densidad que se obtiene con un implante de cabello debe ser superior al 50% de la densidad natural del cabello original del paciente. La densidad del cabello injertado en fragmentos grandes es excesiva porque además de la densidad original se produce una contracción de los propios injertos. Este exceso de injertos produce una imagen de mucha densidad en cada injerto entre medias de un cuero cabelludo muy visible. Se ve una concentración de pelo y, en cambio, se ven zonas sin poblar; esto se conoce como “pelo de muñeca”.

  • 2) Línea frontal del implante capilar muy baja o muy gruesa

La posición de la línea de implantación del pelo en un hombre maduro suele situarse a un dedo por encima del borde superior del músculo frontal.

Hay que evitar situar muy baja la línea frontal, pues el aspecto no se vería muy natural y el resultado no dura a largo plazo por la progresión natural del cabello hacia atrás y, consiguiente aumento de la zona alopécica.

  • 3) Cabello implantado de manera incorrecta

    El pelo crece en direcciones diferentes - Ponerse pelo - Trasplante capilar - Sanantur Clinic
    El pelo crece en direcciones diferentes en función de cada zona de la cabeza

Tanto en la parte delantera como en la parte central de la cabeza, el pelo crece en diferentes 0 direcciones claramente  definidas, cambiando a una forma de crecimiento radial cuando nos acercamos a la zona de la coronilla.

El pelo de la cabeza siempre sale en un ángulo agudo, aumentando la agudeza a medida que se acerca a las sienes. Hay que tener mucho en cuenta y respetar la dirección de crecimiento del pelo en función de las zonas en donde se implantará para obtener un resultado con la mayor naturalidad.

Los implantes  tienden a enderezarse un poco durante la cicatrización, motivo por el que se deben colocar algo más angulados. Si los implantes se ponen en ángulo recto, los resultados visibles son malos, parecen artificiales y dificultan el poder peinarse.

  • 4) Áreas alopécicas demasiado grandes

En términos generales, hay que evitar cubrir las zonas en donde el pelo se cae antes como es el la coronilla y la zona frontal. Esto posibilitará dar prioridad a dar mayor densidad a otras zonas para tener un efecto más duradero y, después cubrir el resto.

Las dos zonas comentadas seguirán evolucionando con el tiempo, por lo que la alopecia seguirá avanzando y, si se ha implantado pelo se podría producir que el implante en la zona quedara como una isla con pelo, rodeado de un cerco alopécico.

La zona prioritaria para repoblar es la frontal-anterior, porque cuando se pierde el pelo de esta zona la persona pierde el límite facial y se encuentra más incómodo. El arreglo de esta zona es la que mayor efecto estético tiene.

  • 5) Cicatrices en la zona donante o donadora

Cuanto más pequeño es el injerto folicular, menor y menos visible es la cicatriz. El exceso de cicatrización:

  • afecta al grado de resistencia del pelo implantado y al flujo sanguíneo;
  • puede modificar la dirección de crecimiento del pelo y las características iniciales del folículo;
  • puede provocar caída del pelo implantado.

Si las cicatrices están muy marcadas pueden provocar zonas con relieve y cóncavas

Con la técnica Safir FUE se evita la cirugía y que queden cicatrices, algunas muy marcadas que han requerido un tratamiento quirúrgico posterior para reducirlas, pues eran muy visibles y el cliente no podía llevar el pelo muy corto.

  • 6) Zona donante pobre

Es una de las principales causas que limita la intervención al no poder extraer todos los folículos que precise el paciente. Puede realizarse una segunda intervención pasado un año y volver a poblar otra zona de la cabeza.

  • 7) Sobrelleno de Microinjertos

Este efecto se produce cuando se introducen implantes foliculares demasiado grandes a presión y queda una especie de relieve en el cuero cabelludo, en donde está colocado el implante, que contrasta con la zona del cuero cabelludo que lo rodea.

El ciclo del cabello

Las fases son: nacimiento, crecimiento y caída, llamadas anágena, catágena, telógena respectivamente:

  • Fase ANÁGENA: Es la primera fase de crecimiento. Dura entre 3 y 7 años y se puede notar un aumento constante de aproximadamente un centímetro por mes. En este paso se observa la formación de todas las estructuras , como papila del pelo, el bulbo, la glándula sebácea, músculo erector del pelo y el folículo. Hay también la síntesis en gránulos de melanina de los melanocitos fusiformes, presentes en la parte profunda de la matriz del bulbo. Se deposita en las células de la corteza del cabello y se mueve hacia arriba a medida que crece. La fase anágena es más corta en las sienes, en comparación con el pelo del cuello. En los folículos con pérdida de cabello la fase anágena dura de 3 a 5 meses (y así llegar a una longitud máxima de 3-5 cm).
  • Fase CATÁGENA: Es la segunda fase del ciclo del pelo. Su duración se sitúan entre 2 y 3 semanas. Es la fase de involución, en la que el pelo, ya formado, crece hacia las capas superiores de la epidermis, alejándose de la papila del pelo. El folículo está en una fase de reposo. La papila disminuye de tamaño.
  • Fase TELÓGENA: Dura entre 2 y 3 meses. Es la fase terminal, durante el cual el cabello todavía está en el folículo piloso, pero las tareas vitales se detienen completamente. Este pelo, ya “muerto”, antes de caer aún permanece en el cuero cabelludo para unos tiempos, pero, incluso con una modesta tracción (no dolorosa), se cae. Empieza de nuevo el ciclo con la fase anágena.

El ciclo de la vida del cabello - Ponerse pelo en Turquía - Sanantur Clinic

leer más