Paseo de Reding Nº 43 - 29016 Málaga (España) De Lunes a Viernes de 10 a 19 horas (+34) 952 912 893

¿Qué es la Hepatitis C?

La enfermedad

test VHCLa Hepatitis C es una enfermedad inflamatoria del hígado causada por el virus de la Hepatitis C (VHC). La inflamación puede causar que el hígado no funcione adecuadamente, produciendo cirrosis y cáncer de hígado.

Actualmente, el control de esta enfermedad es uno de los grandes retos de la sanidad pública en todo el mundo: afecta a entre 150 y 200 millones de personas y mata cada año a entre 500.000 y 700.000 según la Organización Mundial de la Salud (OMS). http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs164/es/

En España el número de infectados se estima entre 526.000 y 877.000 personas y se producen unas 10.000 muertes anuales.

Lo más grave de estas cifras es que 7 de cada 10 infectados por la Hepatitis C, lo desconocen. La principal razón es que la Hepatitis C es una enfermedad silenciosa: los síntomas pueden tardar hasta 30 años en aparecer, estando ya la enfermedad en fases avanzadas.

7 de cada 10 infectados por la Hepatitis C,
lo desconocen

Algunas personas pueden presentar un cuadro clínico agudo con fiebre, fatiga, falta de apetito, náuseas, vómitos, dolores abdominales, coloración oscura de la orina, heces fecales de color grisáceo, dolores en las articulaciones e ictericia (coloración amarilla de la piel y el blanco de los ojos).

¿Cómo se contrae la Hepatitis C?

Los virus de la Hepatitis C (VHC) se transmiten por vía parenteral, a través del contacto directo entre la sangre de una persona infectada y la sangre o las mucosas (oral o genital) de otra persona. El VHC puede sobrevivir hasta 3 días en una gota de sangre. Por tanto, la Hepatitis C puede afectar a toda clase de personas.

En concreto, se puede contraer:

  • Compartiendo utensilios de aseo personal, como máquina de afeitar, cepillos de dientes, cortaúñas, etc…
  • Haciéndose tatuajes, piercings, cuidado dental, corte de pelo o acupuntura si no se utiliza material desechable e individual
  • Compartiendo elementos que se utilizan para aspirar o inyectarse drogas
  • Habiendo recibido transfusiones de sangre antes de 1991 en España o en cualquier fecha en países sin control adecuado de los productos sanguíneos.
  • Manteniendo prácticas sexuales de riesgo
  • Por transmisión vertical materno-fetal.

No se puede contraer con ninguna otra práctica que no suponga contacto con sangre como a través de los alimentos o el agua, a través de los estornudos, abrazándose, besándose o cogiéndose de la mano.

investigación

Diagnóstico y tratamiento

Por su evolución silenciosa, el diagnóstico de la infección de Hepatitis C se establece, muchas veces, cuando se realizan controles médicos en centros de trabajo o al donar sangre se descubre a los portadores.

Cuando el médico sospecha de una enfermedad en el hígado, solicita un análisis de sangre para medir si existe una elevación de transaminasas (sustancias contenidas en las células del hígado) o la positividad de los anticuerpos frente al virus C de la Hepatitis. En ocasiones, las transaminasas pueden permanecer normales durante periodos prolongados de tiempo. El estudio del material genético del virus (ARN viral), mediante la prueba llamada PCR, indica si el virus se está "reproduciendo" activamente en nuestro hígado. El estudio del subtipo, esto es del genotipo viral, indica la mayor o menor probabilidad de que el tratamiento sea eficaz. Por tanto, estos dos análisis se utilizan cuando se va a establecer un tratamiento antiviral.

Mediante un tratamiento apropiado que marcará el hepatólogo se pueden curar la mayoría de los casos de hepatitis C y detener el daño que la evolución de la enfermedad provoca en el hígado.

La estrategia en el tratamiento es adaptada según cada caso y teniendo en cuenta el genotipo del virus de la Hepatitis C (el GT1 es el más común); el grado de fibrosis del hígado, la respuesta al tratamiento previo y otras enfermedades que pueda tener el paciente.

En los últimos años se han producido avances espectaculares en el tratamiento contra la Hepatitis C. En España, actualmente son ya varios los fármacos que están aprobados para que los hepatólogos tengan disponibles diferentes opciones de tratamiento para todos los genotipos de la Hepatitis C y para todas las situaciones clínicas de sus pacientes.

Desde 2014 en EEUU y otros países del mundo, se puede comprar un medicamento llamado sofosbuvir, comercializado en la mayor parte del mundo con el nombre comercial de Sovaldi. La gran ventaja de este medicamento es que, aunque se utiliza en combinación con otros fármacos, sólo ha de ser tomado durante 12 a 24 semanas y en un 90% de los casos, cuando la infección ya ha causado cirrosis en el hígado, y aproximadamente en un 98% de los casos, cuando la infección es una etapa anterior, la Hepatitis C se cura.

En noviembre de 2014 se aprobó en España Sovaldi.
El problema de este medicamento es su coste.

Un tratamiento de tres semanas de duración con Sovaldi (sofosbuvir) tiene un coste de 84.000 dólares en Estados Unidos; y de 60.000 € en la Unión Europea, unas cifras que sobrepasan los presupuestos de salud de todos los países.

Una situación que contrasta con que el pasado 8 de mayo de 2015, la Organización Mundial de la Salud amplió la lista de «medicamentos esenciales», incluyendo cinco nuevos fármacos contra la hepatitis C, entre ellos sofosbuvir y Harvoni® (asociación de sofosbuvir y ledipasvir), además de varios medicamentos anticancerosos y antituberculosos.

Sistema Sanitario Español

Desde el mes de enero de 2015, el ministerio de Sanidad creó un Comité de Expertos nacionales e internacionales para elaborar el Plan Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C.

Desde entonces, más de 18.134 personas afectados por Hepatitis C han sido tratadas en el primer semestre del año con los nuevos fármacos antivirales que tiene tasas de curación superiores al 90%.

Se trata de más de un tercio de los 51.900 que según el Plan Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C deben acceder a estos medicamentos de última generación en los próximos tres años.

El caso de Egipto

La empresa farmacéutica Gilead firmó un acuerdo en 2014 con el gobierno de Egipto para suministrar sofosbuvir con un fuerte descuento sobre el precio fijado en Estados Unidos. El motivo de ello fue que Egipto es el país con la tasa de prevalencia más alta de Hepatitis C del mundo.

En tal contexto, Sanantur ha organizado un viaje a El Cairo, para que allí, las personas que padecen Hepatitis C en España y en el resto de la Unión Europea, puedan acceder a la medicación y a la asistencia sanitaria un precio más asequible.

Con dicha finalidad, Sanantur actualmente colabora con diversas Agencias de Viajes y con Entidades Médicas y Asistenciales en el Cairo.

Obviamente, al tratamiento con Sofosbuvir es necesario añadirle el Interferón Pegilado y la ribavirina en los casos en los que la combinación todavía sea necesaria.