//Cuidados después del injerto capilar

Cuidados después del injerto capilar

Cada vez son más los hombres y mujeres que optan por un injerto capilar para recuperar el cabello perdido por diversos motivos como la edad, factores hormonales, estrés o causas genéticas. En estos momentos, la innovadora técnica FUE de micro injerto del folículo capilar se ha convertido en una de las más demandadas por su eficacia y su sencillo y rápido proceso postoperatorio después del injerto capilar.

En este post explicamos las precauciones que hay que tener en cuenta después del proceso del método FUE (Follicular Unit Extraction). Esta técnica, que ya se ha hecho popular en todo el mundo, se basa en el trasplante de unidades foliculares desde la zona donante (la más poblada) a la zona receptora, que sufre la alopecia y que se quiere cubrir con nuevos cabellos. En una sola sesión se llegan a trasladar hasta 5.000 unidades foliculares (cada unidad folicular puede contener de 1 a 4 pelos).

¿Qué precauciones tener tras un implante FUE?

Después de realizar la técnica FUE no es necesario permanecer hospitalizado. Si bien es cierto que existe la opción de descansar unas horas en la habitación del hospital en observación para mayor tranquilidad del paciente, el postoperatorio de este injerto capilar consiste más bien en una serie de recomendaciones que el paciente debe seguir en la tranquilidad de su casa para que su proceso evolucione de la forma habitual. Estos son algunos de los cuidados tras el injerto de pelo a tener en cuenta:

  • Trabajo. Normalmente, el paciente puede incorporarse al día siguiente. Aunque todo dependerá de su puesto de trabajo, ya que en los que es necesario hacer esfuerzo físico o utilizar casco, como puede ser la construcción, se debe esperar hasta dos semanas para incorporarse o incluso un mes, dependiendo del caso.
  • Deporte. No se puede realizar deporte durante el primer mes. En el caso de deportes de contacto, como por ejemplo las artes marciales, el periodo de descanso se prolonga hasta los 90 días.
  • Antiinflamatorios. Durante la primera semana es habitual tomar antiinflamatorios puesto que es muy normal tener la cabeza algo inflamada en el postoperatorio de la técnica FUE, producto del suero y de la anestesia.
  • Actividades que impliquen sudoración. Hay que evitar en la medida de lo posible las actividades que impliquen la sudoración durante la primera semana.
  • Gorro y sombreros. Durante los primeros tres días la cabeza deberá permanecer al descubierto, solo estará permitido usar gorro que ejerza poca presión durante la primera semana y casco apretado a partir del mes.
  • Corte de pelo. Es posible cortar el pelo con tijera a partir de los tres meses de la intervención y para pasar la maquinilla hay que esperar seis meses.
  • Dormir. La primera semana es recomendable dormir con un collarín hinchable para mantener la postura boca arriba.

Mejores cuidados tras injerto pelo

¿Cómo lavar el cabello después de un injerto?

Tras un injerto capilar se recomienda lavar la cabeza con agua tibia a partir del cuarto día. La mejor forma de hacerlo es con toques sutiles, sin rascar y  secándola suavemente con papel. Solo a partir del primer mes es recomendable secarse con toalla. Es también a partir del día 30 y no antes cuando el paciente se puede bañar o sumergir en el mar o la piscina.

En la zona donante es posible notar picores e irritación durante los primeros días por lo que se puede aplicar suero fisiológico para aliviarlos. Además, en la zona donante se puede aplicar alguna pomada o gel de aloe vera que sea lo más puro posible.

Postoperatorio del injerto capilar

El postoperatorio del injerto capilar supone un periodo de recuperación realmente corto ya que la técnica FUE casi no crea cicatrices, solo micro heridas que no precisan sutura como en otros procedimientos como el FUSS, que deja una gran cicatriz.

  1. Primeros 15 días. El periodo más intenso del postoperatorio en la técnica FUE son los primeros quince días, cuando la zona está más enrojecida y se puede notar picor e inflamación. Aparecen unas pequeñas costras que se empiezan a caer a partir de la semana de forma natural.
  2. Entre la tercera semana y los 2 meses. Es la fase en la que los folículos se desprenden de los cabellos trasplantados. No hay que alarmarse pues este pelo volverá a crecer sin caída.
  3. A partir de los 3 meses. Los nuevos cabellos empiezan a crecer.
  4. A partir de los 6 meses. Se produce un nuevo rebrote con cabellos más fuertes y largos.
  5. Un año después. El resultado es visible en la mayoría de los casos con un acabado completamente natural, en el que no distingue el cabello proveniente de un folículo implantado del que no lo ha sido.
2018-07-18T08:40:39+00:00 9 julio, 2018|Injerto Capilar FUE|

Dejar un comentario